RSS

Ayuda en menos de 140 caracteres

En definitiva todo trae ventajas y desventajas. Hasta ahora no le he encontrado una gran deventaja a Twitter, por el contrario, sí le he encontrado una gran ventaja y ayuda en diversas ocasiones. Muchos de los usuarios de twitter hemos solicitado ayuda para mitigar nuestra ignoracia de manera rápida y práctica, pedimos opiniones, hacemos encuestas, nos quejamos, pedimos consejos y demás y es casi seguro que alguien te está leyendo. Y aún más seguro que alguien se identifique contigo, decida opinar, te explique o te brinde esa ayuda que estás pidiendo. Es sumamente incomprensible para las personas que no lo han experimentado, pues no logran comprender cómo una persona que no conoces, que no te conoce y que en ocasiones no sabe ni tu verdadero nombre pueda brindarte ayuda, por pequeña y sencilla que esta sea, o pueda identificarse contigo en menos de 140 caracteres. ¡vaya que parece absurdo! 

Sin embargo, hoy, justamente pedí ayuda en menos de 140 caracteres y me fue concedida. Tras el infortunio de romper el cargador de mi computadora, en medio de una gran carga de tarea consumada en una gran dosis de estrés circulando por mis venas al conjugarse no sólo tarea, sino también obligaciones en la organiación de cierto evento anual, creía que ya todo había valido y que me sería imposible terminar la tarea y tener las herramientas para avanzar en la organización del evento. Únicamente twitteé pidiendo ayuda para que alguien en Ciudad Universitaria me prestara un cargador. De inmediato hubieron varios Retuits de amigos y twitteros conocidos. Y una respuesta preguntando en qué facultad me encontraba pues un amigo de la vida real de esa twittera tenía un cargador que me ayudaría a concluir con los deberes antes dichos. Con sólo 5 minutos de pila le contesté, le pasé mi número, por sí se me terminaba la pila antes de recibir una respuesta, y logramos ponernos de acuerdo. Increiblemente 15 minutos después ya estaba cargando mi computadora. Logré terminar mi tarea, exentar esa materia y concluir con los documentos para la junta del evento anual. 

Me dió mucho gusto que la gente aún confíe, aún se preste a ayudar a otras personas sin tener la obligación y, aún más, sin conocerla. Confiando en que no fallaría, no me aprovecharía de la situación y simplemente agradecería. 

De verdad ha sido una experiencia, al menos para mi, inimaginable incluso hace dos años.

Un punto más para twitter que, dejando de lado la adicción, sigue comprobando que es una herramienta muy poderosa.

Saludos a @Katyba y a @Joules :)

Carpe Diem

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Hablad ahora o callad para siempre