RSS

Reacciones


Hoy estuve pensando mucho en situaciones con las personas que estimo y con las personas de mi alrededor. Estuve pensando en cómo yo las manejo muchas veces pues, para bien o para mal, soy muy impulsiva. Aveces es bueno porque suelo decir las cosas en el momento, soy muy transparente, especialmente porque mi lenguaje corporal no puede ocultar mis emociones, mis sentimientos, mis reacciones.
Hoy en especial pasó algo, o bueno no sé si yo lo fabriqué en mi cabeza y no era para tanto, pero a los pocos segundos de que eso pasó quería decir lo que pensaba y saber lo que la otra persona pensaba a la voz de ya. Sentí como todo me dió vueltas y cómo en mi estomago se hacía un hueco que abarcaba gran parte de mi pecho. Reaccioné con mucha intensidad pues me disponía a buscar respuestas aunque fuera por teléfono. Decidí detenerme un momento, dejar de reaccionar tan intensamente como siempre lo he hecho, cogí mi abrigo, llamé a mi perro y me fui al parque. Caminé muy muy rápido. No podía pensar y me puse a charlar con #Él, le pedí una respuesta, una tangible, un consejo verdadero. Me puse a llorar estaba realmente muy acelerada.

Cuando me calmé caminé de regreso a casa. Decidí llegar y contarle todo a mamá. Ella me haría ver las cosas de modo objetivo. En efecto, me hizo ver que había cometido varios errores, pero que no tenía que preocuparme, sí debía de hablar, pero también tener al tiempo como aliado, que este dejara que se enfriaran un poco las cosas. Eso hice, eso quiero hacer y aunque el impulso no esté tan fuerte como hoy a media tarde, quiero hablar las cosas, quiero decir lo que siento, pero quiero que sea en el tiempo adecuado y del modo adecuado. I feel this time i cannot fail.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Hablad ahora o callad para siempre