RSS

Reformas

Hace mucho que no escribía y es grato andar por aquí en Catita, mi lap, y poder tomarme el tiempo de vaciar todas esas cosillas que traigo en la cabeza desde hace tiempo. Desde la última vez que escribí, han pasado muchas y muy diferentes cosas, desde mi primera participación política en las elecciones de Delegados y Diputados hasta el ya muy sonado SELIDER en el que llevábamos ya mucho dinero, crédito del celular, tiempo e hígado invertidos. Después de SELIDER en la Ciudad de México tuve la oportunidad de ir a SELIDER Nacional en la Ciudad de Monterrey.

Y una vez más, como en cada SELIDER, pude aprender muchas cosas y recordar otras tantas que ya se me habían olvidado... Por citar sólo algunas: el porqué quiero cambiar mi hermoso México y el mundo, el que realmente la vida yo me la hago y el aprender que realmente todo lo podemos porque aunque siempre es posible que fracasemos, verdaderamente se debe de luchar y no dejar de intentarlo. Esto lo puedo resumir fácilmente citando a Reon Schutte, ex-prisionero de guerra en Zimbabue, que nos decía: "Failure doesn't exist. You cannot fail unless you give up!". Después de escuchar y conocer un poquito de la historia de Reon que vivió doce años en condiciones inhumanas, sin ningún tipo de oportunidades y en circunstancias en las que yo creo que muchos de nosotros perderíamos la esperanza me doy cuenta de que no tenemos pretexto para no levantarnos una y un millón de veces y seguir adelante.

Muchas de las cosas que recordé y aprendí me llevaron a pensar que de todo lo que me gustaría hacer está prácticamente en mi poder llegar a hacerlo. Y hay muchas cosas que sí estoy haciendo, pero hay muchas otras que no hago o no hago bien y que son incluso más importantes que las que sí hago con más energía y puntualidad. Hay hábitos que debí dejar desde hace mucho, y hay otros tantos que debí adquirir hace muchos años...

Ayer me dí cuenta de ello, dos de las personas que más quiero se enojaron mucho conmigo por culpa de mis malos hábitos. Aunque cuando pasan este tipo de cosas me siento mal, ayer no sólo me sentí mal, me enojé mucho conmigo misma y decidí cambiarlo. Ví la importancia de las Reformas, quitar lo que ya no sirve, o cambiarlo, por algo que sirve y que ahora es necesario, y entonces, decidí iniciar reformas en mi vida.

Empezaré con veintiún días. Serán veintiún días de demostrar realmente mi capacidad de lograr lo que me propongo y de demostrar mi compromiso para con las demás personas. Escribiré algo cada día, a ver cómo me va con esto de las reformas. Primero a cambiarme a mi misma, después a cambiar el mundo. Hoy es el día uno...

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Hablad ahora o callad para siempre