RSS

Creo que lo necesito...

Por fin decidí escribir, algo para lo que creo que no soy buena. Sin embargo, creo que lo necesito, pues para escribir algo primero tienes que asentar y estructurar bien lo que piensas y lo que vas a expresar. 

Por ahora, siento que no sé nada de nada. Sólo busco un sílbido apacible, SU sílbido apacible. Tengo una visión, me imagino hacia donde voy, pero, ¡quiero tanto! que no sé por dónde empezar. Por un lado me preocupo en el aquí y ahora, pienso en lo importante que es y, de un momento a otro lo efímero. Es entonces cuando empiezo a pensar en lo eterno, en lo que perdura, en lo que no se va. Y me encuentro perdida entre lo eterno y lo efímero. No sé cuál 'atender' primero o cómo 'atenderlo'. A ratos radicalizo y, uno tiene toda mi atención, a ratos, el otro. Al final sé que los dos cuentan, de hecho, uno es consecuencia del otro. 

No quiero pensar más, huyo, estoy cansada. Pensaré mañana a primera hora, debo terminar de poner orden en lo físico, mental y espiritual antes de que comience una nueva página...

2 comentarios:

Bruno Torres Carbajal dijo...

Te felicito por tomar la iniciativa de escribir. Una muestra de la valía de tus palabras es que estás consciente de tus limitaciones y a pesar de ello te desafías. Creo que ponernos retos es un buen ejercicio para desarrollar nuestras capacidades. Que el sílbido apacible se convierta en un estruendo de triunfo!

BTC

Felipe dijo...

Elías huía, la derrota era inminente... vencido por dentro y por fuera. Lo importante fue que Aquél que es nuestro “silbido apacible” calmó al hombre, levantó al profeta y dio fuerzas al que no tenía ninguna. Keep writing, we'll keep reading...

Publicar un comentario en la entrada

Hablad ahora o callad para siempre